Los Templarios Monesterio

Desde 1980

restaurante monesterio

Así comenzamos…

La historia de los Templarios, narra la historia de un local que se ha hecho a sí mismo, adaptándose y reinventándose a los tiempos y necesidades de sus clientes.

Situado en en pleno centro de Monesterio, su andadura comienza en 1980 de la mano de José y Purina. Por aquel entonces, años donde la movida era todo un referente, Los Templarios eran un conocido bar de copas en la localidad y alrededores.

Alrededor de los 90 pasa a convertirse en una cafetería, esto supuso una reforma en el local de ampliación y estética. Esto supuso una idea muy acertada, y su reconocimiento a día de hoy es tal que muchos de nuestros clientes van a la “cafetería”. En esta época se empezaron a servir algunas comidas con gran acogida entre sus clientes.

Con la llegada del 2000, los hijos del matrimonio empiezan a contribuir en el negocio familiar, lo que supone aire fresco, con nuevas ideas, nuevas formas de elaboración de los platos, nuevos ingredientes, y con el trabajo y dedicación que caracteriza a los templarios, convirtiéndolo así en un referente de la gastronomía del sur de Extremadura.

A día de hoy,

Los Templarios es un restaurante con solera, pero todo cambia, todo progresa y se inicia una nueva acometida, la construcción de una cocina, pudiendo dar así la infraestructura necesaria para el avance en técnicas y formas de cocinar. La creación de un nuevo salón comedor para poder satisfacer cada comensal como se merece. La modernización de todo el decorado, para que el comensal no sólo coma bien, sino que se encuentre en un entorno de confort. Y por último, un nuevo espacio, una terraza interior. No pasen por Monesterio sin vernos.

Familia Los Templarios Monesterio.